Info

La página web de Kleresca® que ha indicado corresponde a otro país. Puede que la información no sea aplicable a su país.

Mitos sobre el acné

Mitos sobre el acné

Habrás oído infinidad de consejos sobre lo que debes o no debes hacer para desembarazarte de esos molestos granitos. Sin embargo, muchas de las cosas que suelen decirse no son más que mitos y carecen de base científica. A continuación analizaremos los más habituales:

 

  • El sol ayuda: exponerse demasiado al sol es peligroso. El sol puede dañar la piel, porque la reseca e irrita, lo que puede provocar un aumento de acné en las semanas siguientes a la exposición solar excesiva. No hay que tenerle miedo al sol, pero sí que es necesario proteger bien la piel con crema solar que no sea comedogénica ni acnegénica, es decir, que no obstruya los poros.

  • Nada de alimentos grasos: los estudios científicos no han encontrado indicios claros de que el acné sea consecuencia del consumo de alimentos grasos. Aunque algunos estudios recientes sugieren que existe una correlación entre el acné y determinados productos lácteos o alimentos de alto índice glucémico (que aumentan la cantidad de azúcar en la sangre), es preciso seguir investigando para confirmarlo.

  • Lávate bien la cara: la limpieza del rostro ayuda a eliminar la suciedad y el exceso de grasa, pero cuando la limpieza y la exfoliación son excesivas puede producirse sequedad e irritación en la piel, lo que ocasiona más acné. A diferencia de lo que se suele pensar, los poros no se obstruyen desde fuera porque estén «sucios». Lo que desencadena el acné suele ser la hiperplasia y la obstrucción del folículo piloso en las capas profundas de la piel.

  • No te maquilles: sí que se puede usar maquillaje, siempre que no sea acnegénico ni comedogénico, es decir, siempre que no obstruya los poros. Si tienes acné moderado o severo, pregúntale al médico o al dermatólogo cuáles son los cosméticos más recomendables para ti.

  • Solo es una fase de la adolescencia: el acné suele ser más agudo durante la adolescencia, pero puede persistir hasta la edad adulta. El tratamiento del acné es el mismo en adultos que en adolescentes.

Si llevas tiempo lidiando con el acné, debes saber, por si te alivia, que no es culpa tuya. Es una enfermedad, pero ahora puedes atajarla con un tratamiento diseñado para ayudarte: Kleresca® Acne Treatment. Confía en los expertos para encontrar la mejor solución a tu problema. 

Ver cómo funciona el tratamiento


Kleresca® utiliza cookies para brindarle la mejor experiencia de navegación posible y para obtener datos agregados y anónimos sobre el uso del sitio web. Pulse «acepto» para dar su consentimiento al uso de las cookies. Si desea información sobre el tipo de cookies que utilizamos, su función y la forma de deshabilitarlas, consulte nuestra política de cookies. También encontrará más información al respecto en nuestra política de privacidad